Seleccionar página

Obras

dadacuentistas

El laberinto de la desolación

Español | Microrrelatos

Mi príncipe regresa de la batalla herido de muerte.

Mi alma se queda con él pero mi cuerpo parte veloz hacia el Laberinto de la Desolación. Dicen que a quien lo supera se le concede un deseo.

Primero cruzo un mar de lágrimas negras y alcanzo la orilla de sal amarga.

Su corazón se está apagando. ¡Corre!

Me arrastro por el pantano de dolor y trepo por raíces sumergidas en podredumbre. Al fin emerjo en el valle de la Esperanza.

¡Vuela!

Y vuelo contracorriente. Atravieso una cascada de sentimientos profundos y la luz ciega mis ojos erosionados.

Lo logré.

Vivirá.

Relato registrado en Safe Creative con código
1909302051262